La fisioterapia y el ICTUS

La fisioterapia y el ICTUS

El ICTUS O ACV es una enfermedad o lesión bastante más común de lo que se piensa. Se calcula que uno de cada seis españolas va a sufrir un ictus a lo largo de su vida pero, pese a lo frecuente que es, existe una gran oscuridad alrededor del tema.

Sin meternos en complicaciones y usando un lenguaje entendible el ICTUS o ACV es una lesión de tipo vascular que lesiona una parte cerebro llegando a perder funciones de todo tipo (motoras, sensitivas, psíquicas, metabólicas…), dependiendo de donde se dé la lesión, y que puede derivar en una recuperación total, parcial o incluso la muerte.

El cerebro es algo tan complejo y desconocido que cuando se lesiona con ICTUS o ACV los síntomas con los que empieza, se desarrolla y termina son muy distintos de unos pacientes a otros. Una misma lesión cerebral en dos pacientes diferentes pueden empezar de manera distinta y acabar con las mimas secuelas o al revés.10503758 secciones de cerebro de ruedas dentadas y engranajes que representa la inteligencia y la actividad n 289x300

Pero además de complejo y desconocido, el cerebro es increíble. Su capacidad de adaptarse a la situación y de recuperar ciertas funciones es muy grande, llegando incluso a, dependiendo de los casos, una recuperación muy importante de las funciones teniendo un daño importante.

Esto se debe a varias circunstancias, entre ellas, la remisión de edemas reactivos que acompañan a la lesión y que produce que se pierdan más funciones de las que realmente corresponden a la zona dañada. Pero también responde a la enorme plasticidad que tiene el cerebro para amoldarse a la nueva situación.

Es aquí, en los primeros días después del ictus hasta el año o 15 meses, cuando se recuperan las funciones. que son viables por el daño cerebral adquirido. y donde el fisioterapeuta es esencial. Esto no significa que todos los pacientes se recuperan, como expliqué más arriba, cada persona es diferente y cada lesión cerebral también y con una evolución que se asienta sobre estos dos factores, da como resultado que haya que ir con mucho cuidado y tacto. 

Aún así, la estimulación del paciente, por parte de un profesional, es esencial en los primeros días, movilizando las partes paralizadas, estimulando aquellas que empiezan a adquirir movimientos después de los días, recuperando el equilibrio perdido y haciendo que todo aquello que va restaurando poco a poco el cerebro sea estimulado desde el primer día que lo permita. En los primeros 3 meses la recuperación de funciones es enorme y es donde la presencia de un fisioterapeuta eleva exponencialmente la capacidad de recuperación.

descarga 3

Cuando avanzamos en el tiempo las funciones van recuperando y mejorando y el fisioterapeuta estimulará al cerebro para que vaya amoldándose a esta nueva situación y cuando, en el transcurso de meses, la mejora va siendo más lenta, es el encargado de consolidar y adaptar al paciente a esa nueva situación.

Pasados los 12-15 meses la recuperación se estanca pero la labor del fisioterapeuta sigue siendo importante, consolidando funciones, adaptando las que no están bien recuperadas y evitando problemas por la falta de diferentes funciones.

Para terminar, el ICTUS o ACV es una lesión frecuente, importante y con muchas variables pero existen muchas posibilidades de mejora y recuperación de funciones. El trabajo, la constancia y la rehabilitación pueden mejorar mucho su calidad de vida y son los pilares básicos que deben formar la estructura de la vida de estos pacientes y sus allegados.

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.