Cólico del lactante

Cólico del lactante

El cólico del lactante es un ataque doloroso, resultado de un mecanismo de defensa que contrae bruscamente la musculatura intestinal en las zonas adyacentes donde la movilidad del intestino falla. Se da en el 30% de los recién nacidos, debutando a los en las primeras semanas, que mejora en los primeros 40 días y remite (normalmente) a los 3 meses.

Se caracteriza por un llanto inconsolable y brusco que suele darse de 21 a 00 horas y de 8 a 10 (existen excepciones). Esto puede provocar una negativa relación padre-hijo, transtornos del sueño y de las síntesis de hormonas regeneradoras y 11 estudios relacionan a los niños con cólicos con el mayor riesgo de alteraciones de la conducta y bajo rendimiento académico en la edad escolar.

Sin título 1

Su origen suele es multifactorial:

  • Patrones alimenticios anormales del bebé y la madre
  • Alteraciones del Sistema Nervioso Autónomo
  • Intolerancia a la lactosa o a la proteína de la vaca
  • Inmadurez mucosa intestinal
  • Hormonas intestinales como la vitamina D
  • Microflora intestinal insuficiente
  • Productos farmacéuticos

Al ser su origen multifactorial, el tratamiento también debe serlo. Empezamos con la prevención:

    • Consejos de carácter dietético y nutricional: calcio, hierro, yodo y vitaminas se deben utilizar correctamente si no queremos empeorar los síntomas.
    • Posiciones relajantes en la crisis cólicas: pensando que hacemos los correcto provocamos más el agravamiento de los síntomas.
    • La posición correcta de la madre, el bebé y su agarre al pecho es fundamental.
    • Alimentación: la elección de las leches de fórmula, de los diferentes biberones, chupetes, etc. puede mejorar mucho los síntomas de nuestro bebé.
    • El masaje por parte de los padres es fundamental pero sabiendo lo que se hace, por qué se hace y cuando.

labios evettidscolico3

 

 

 

 

 

El tratamiento consiste en movilizar los tejidos del abdomen y diafragma. No solamente tratamos los intestinos, también los ligamentos que los unen a las paredes abdominales y torácicas, la fascia superficial y profunda y el peritoneo, que juegan un papel fundamental en la aparición del cólico del lactante.

6778409 blog 300x210

En esta patología (y en muchas otras) la prevención, el tratamiento y la constacia son nuestra piedra angular para evitar la aparición o disminuir los síntomas y/o crisis cólicas, mejorando la salud y bienestar de los bebés y sus padres.

David Nieto Marcos, Fisioterapeuta

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.